Con la llegada del verano nuestros perros tienes más actividad, excursiones por el monte, paseos, barbacoas, juegos…. y posiblemente expuestos al sol.

Los perros no son tan eficientes cómo nosotros a la liberación de calor, ellos tienden a calentarse más rápidamente que nosotros, a veces la aparición de un golpe de calor es súbita por eso es importante saber detectar los síntomas y actuar.

Algunos de los signos tempranos de un golpe de calor incluyen:

  • jadeo excesivo o fuerte
  • sed extrema
  • vómitos frecuentes
  • Una lengua de color rojo brillante y encías pálidas
  • La piel alrededor de boca o cuello no retrocede bruscamente cuando se pellizca
  • saliva espesa
  • aumento del ritmo cardíaco

 Estate atento a los signos de empeoramiento de un golpe de calor:

  • Mayor dificultad para respirar
  • Encías que se vuelven de color rojo brillante, y luego en azul o púrpura
  • La debilidad y / o fatiga
  • desorientación
  • Colapso o coma.

Toma la temperatura del perro.

Una de las mejores formas de evaluar si se eleva la temperatura interna del perro es tomar la temperatura rectal. La temperatura de un perro es normalmente entre 37,5 y 39,1 grados. Un perro se sobrecalienta si su temperatura es de 39,4 grados o más. Una temperatura de 42,8 grados suele ser mortal.

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *